¿Qué es una escuela libre?

Dentro del concepto de “escuela libre” hay muchos matices que hacen diferentes unas escuelas de otras. Las bases que tienen en común todas ellas se pueden resumir en: el respeto por los ritmos de aprendizaje de les niñes, el respeto a la individualidad de cada une, la confianza en la capacidad de aprendizaje autónomo, la libertad asociada a la responsabilidad, la importancia que se da al juego libre como el motor del aprendizaje, evitan premios y castigos extrínsecos, no siguen el currículum estatal establecido,  las familias participan en la vida de la escuela, se trabaja la inteligencia emocional y social, aboga por la cooperación en vez de por la competitividad…
 
Después de un periodo de adapta­ción, les niñes pueden empezar a asistir todos los días de 9.00 a 14.00h, con flexibilidad y opción de "madrugadores" y "continuadores", según las necesidades de cada familia

Es importante conocer a qué tipo de escuela libre y metodología concreta estamos acercándonos. En una escuela libre, les niñes deciden lo que quieren hacer según sus intereses, por tanto son elles mismes les que se hacen su propio currículum individualizado según van vivenciando experiencias. Es importante diferenciar una escuel alibre de una escuela de educación alternativa a la tradicional (como Waldorf o Montessori).

En ASERRÍN optamos por la metodología activa, vivencial y no directiva. Esto quiere decir que les niñes deciden qué quieren hacer, cuándo lo quieren hacer y con quién.
ASERRÍN Segovia
Para ello disponemos de diferentes recursos para cubrir sus necesidades y su curiosidad, para que puedan acercarse a su interés en el momento en el que estén preparades para ello y a su propio ritmo, vivenciando su aprendizaje elles mismes desde su voluntad e impulso por aprender. Optamos por la no-directividad, para que sean elles los que encuentren sus necesidades e intereses partiendo de su curiosidad por descubrir el mundo, sin juicios, ni premios, ni castigos de les adultes que interfieran en su interés por aprender.
 
Uno de los aspectos más importantes en la escuelita es el de las relaciones humanas, por eso elles pueden decidir con quién quieren estar, desde la asertividad y la empatía. Para ello les adultes les “acompañamos en el sentimiento”, donde todas las emociones son válidas y se acompañan, ya sea en la alegría como en la frustración, para desarrollar la inteligencia emocional y social de una forma sana, y así favorecer la convivencialidad.
 
Trabajamos para proteger la curiosidad de les niñes desde el respeto y la confianza. Igualmente consideramos que el aprendizaje no se reduce al aprendizaje cognitivo, sino que se desarrolla en todos los aspectos humanos de forma integral e interrelacionada. Por eso, tan importante puede ser correr durante toda una mañana, como aburrirse, como jugar con materiales de lecto-escritura, porque responde a una necesidad del niñe que actúa de forma integral.
 
Todo esto se articula en un espacio en el que los materiales están dispuestos para el libre uso de les niñes, con unas normas de convivencia que elles mismos crean y transforman, y en un ambiente relajado, donde cada necesidad tiene un espacio para cubrirla con el acompañamiento de les adultes.
Si les niñes se encuentran seguros en un entorno sin juicios, amados por ser como son y libres para seguir sus intereses, los aspectos cognitivos se desarrollan de forma espontánea.

El espacio

VIDA ASERRÍN

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies y nuestra política de privacidad. Pincha cada enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies